Putas o Escorts

Putas o escorts
La palabra puta tiene un carácter peyorativo, a diferencia de prostituta que suena más elegante. Una escort es una prostituta de alto standing, con estilo, clase y saber estar, que ofrece a su acompañante algo más que simplemente sexo.

La palabra PUTA, es muy castiza. La Real Academia de la Lengua acuñaba una definición clásica: mujer de mala reputación que comercia con su cuerpo. Se ha definido tradicionalmente como el oficio más antiguo del mundo, y basicamente plantea una situación entre un cliente que manda y una especie de esclava sexual que obedece. Alrededor subyace una situación de necesidad que empuja a la chica a prostituirse. La imagen de chicas en determinadas zonas localizadas en las ciudades ofreciendo su cuerpo en la calle, o a la luz de las farolas de polígonos industriales es algo que por desgracia aún sigue aconteciendo.

Imagen con la palabra escort
La palabra escort no tiene una connotación negativa. Simplemente señala a alguien que tiene citas a cambio de una ayuda económica, siendo libre en todos los aspectos.

La palabra ESCORT es un anglicismo. Etimológicamente significa escolta, y no tiene una connotación negativa como la palabra PUTA, que es utilizada a menudo entremezclada en expresiones injuriosas. Solemos decir cuando estamos enfadados…-eres un hijo de puta-, pero a nadie llamamos -hijo de escort-.

La palabra escort refleja una situación de élite y libertad al mismo tiempo y se aleja de cualquier atisbo de esclavitud sexual. Una chica decide probar como escort, por los motivos personales que considere oportuno, pero es una decisión que toma dentro de su libertad personal y sexual. No se siente obligada a quedar y tener una cita con cualquiera, y ni mucho menos es alguien que por obligación se vea avocada a determinadas prácticas sexuales. Una escort es una persona normal, con estudios, formación como cualquier persona corriente, y que decide tener citas a cambio de dinero. Llamémoslo ayuda, retribución o como queramos denominarlo, pero por encima de todo prevalece una situación que podría derivar perfectamente en una relación personal entre ambas partes, una amistad duradera.  Además son citas que no necesariamente están ligadas al sexo. Es verdad que la mayoría de las citas tienen un componente íntimo, pero al mismo tiempo, ellos y ellas están buscando algo más. Salir de una rutina, evadirse, ganas de aventura, o simplemente gusto por el sexo.

escort de cine
El personaje de una escort de élito ha sido llevado al cine en varias ocasines

Una cita con una escort no debe plantearse como una compra de la voluntad de una chica pudiendo exigirle como una esclava. No estamos comprando sexo, sino tiempo, por supuesto de una persona que asume que habrá sexo, pero siempre y cuando el hombre sea educado, correcto sintiendose ella cómoda a su lado. Si un hombre concierta una cita con una escort y la trata de una manera arrogante e inapropiada, ella tiene todo el derecho a desistir de la cita.

Ellas también deben plantear la cita como algo mágico. Alejarse de la idea de forzar una rutina sexual, y centrarse en el saber estar. Hablar cuando la persona con la que quedan desea hablar, y dejarse llevar por lo que la situación pueda demandar en cualquier momento. Muchos hombres sólo gustan de una cita de este tipo para vencer su soledad, mejorar su autoestima, pero no piensan en el sexo. Hay muchas citas sin sexo, que se enmarcan dentro de lo que se denomina GFE (girlfriend experience).

En una escort no encontrarás a una esclava sexual. Tendrás a una persona con clase, estilo, discreta, con su vida propia que se ha unido a AMIGAS para experimentar nuevas sensaciones y conocer gente nueva. Ellos verán a una chica con la que podrán quedar cuando quieran…y quien sabe…a la que podrán enamorar.

Sobre Redacción | Amigas Escorts Blog 47 Artículos
Agencia de Escorts españolas de alto standing. Chicas no profesionales. Universitarias amateurs. Teléfono (+34) 622 45 86 95 Email: [email protected] Dirección Postal: Arquitecto Gaudi 11; 28016 Madrid; (MADRID) España